Control de plagas en Vinaros

Control de plagas

Si está buscando una empresa que se encargue del control de plagas en su jardín o alrededores, cuente con los servicios que damos en Vinaverd desde Vinaros.


El servicio que damos incluye la gestión integrada de plagas y enfermedades en la jardinería, además de tratamientos en el arbolado, las palmeras, los arbustos, planta vivaz y césped, tanto viario como de los jardines y parques de la ciudad, se basa en el concepto de “gestión integrada de plagas”.

Se trata de un servicio que forma parte de las tareas de mantenimiento y preservación de todo este patrimonio vegetal.


La gestión integrada de plagas y enfermedades en la jardinería da prioridad a las prácticas y a los productos que generan menos riesgos para la salud humana y el medio ambiente, utilizando los métodos químicos como último recurso.

Prevención de plagas y enfermedades: la selección de especies


La prevención de plagas y enfermedades de la gran diversidad de especies vegetales de la ciudad se inicia con la selección de estas especies para su plantación.

Esta selección responde a criterios de adecuación y tolerancia a las condiciones climáticas y ambientales de la ciudad (tipología de calle: ancho de las aceras, balcones, calzada, etcétera). La selección también se realiza evitando especies alergénicas e invasoras y se incluyen también especies que potencian el color con floraciones.


Desde hace más de diez años se sustituyen las especies con problemas de adaptación o que se encuentran en exceso y se introducen otras nuevas para garantizar que ninguna supere el 15 % del total en la ciudad. La diversificación de especies permite garantizar el fomento de la biodiversidad.

Criterios para el Control Integrado de plagas y enfermedades


Los criterios establecidos que determinan la realización de una actuación y el respectivo tratamiento por desarrollar son los siguientes:

  • El umbral de tolerancia: a partir de un análisis visual donde se determina el grado de afectación de plagas en el arbolado, se deriva la aplicación de un método de control, que puede comportar la supresión o erradicación total de esta plaga o también su contención en unos niveles de tolerancia de la población de insectos.
  • La ubicación del árbol: el lugar donde está plantado el árbol influye directamente en el posible grado de afectación a los ciudadanos. Los árboles de las plazas y avenidas más transitadas pueden ser causa de un mayor número de afectaciones o molestias al vecindario y a la actividad económica que se desarrolla en los entornos.
  • La afectación de la plaga sobre la estructura del árbol: determinadas plagas pueden acabar afectando la propia estructura y estabilidad de determinadas especies. Es el caso de plagas que afectan a las encinas, a los cipreses o a las palmeras. En este sentido, una actuación a tiempo puede prevenir posibles afectaciones posteriores que hagan necesaria su sustitución.
  • La afectación por plagas de cuarentena: según el glosario de términos fitosanitarios de la FAO, una plaga de cuarentena es aquella que puede tener importancia económica potencial para el área en peligro, incluso cuando la plaga no existe o, si existe, no está extendida y no se encuentra bajo control oficial.

En Barcelona se consideran plaga de cuarentena las producidas por el fuego bacteriano y la caparreta japonesa de los naranjos. Las normativas europeas y nacionales establecen que los organismos competentes tienen que llevar a cabo planes de seguimiento y control de estos organismos nocivos, poniendo mucho énfasis en la detección de los primeros focos, en una rápida intervención y control que prevenga su implantación y extensión allí donde no existía y en conocer la evolución de los ya implantados para detener su expansión.

Tratamientos


En los últimos años, los tratamientos fitosanitarios han evolucionado y han incorporado nuevos métodos y tecnologías, con una progresiva reducción y restricción del uso de productos de origen químico —limitándolo a las situaciones en las que resulta estrictamente necesario— a favor de tratamientos alternativos (culturales, mecánicos, etcétera) que, entre otros efectos, ayudan a mantener el equilibrio en la biodiversidad. La normativa vigente establece e incorpora también el avance en la gestión integrada de plagas para la reducción del uso de productos fitosanitarios de síntesis química. 


Se vigila que todos estos tratamientos sean específicos y selectivos, dirigidos a erradicar una plaga concreta. Se evitan, siempre que sea posible, los productos de amplio espectro que más fácilmente pueden generar resistencias en las plantas a nuevos ataques o plagas, y también los que suponen un mayor riesgo para la salud de las personas y el medio ambiente.


Todos los productos fitosanitarios que utilizamos son los que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) autoriza para el uso de parques y jardines y que se encuentran recogidos en el registro oficial de productos fitosanitarios.

Cuidamos de su jardín y de su piscina

© 2019 JOSÉ LUIS Todos los derechos reservados
Producido por PA Digital